Karate para niños en el Cóndor Club.

El Karate forma parte de las artes marciales milenarias, en las que el principal objetivo era la autodefensa. Sin embargo, algunas formas de estas artes evolucionaron hacia el deporte organizado y reglado. El karate infantil forma parte de esta evolución, que además le brinda al niño algo más que la práctica de un deporte.

El Arte Marcial nació hace, aproximadamente, tres mil años como necesidad de los monjes budistas y taoistas para defenderse de las agresiones y robos de los que eran víctimas, cuando debían trasladarse de un lugar a otro.

Esta aclaración permite vislumbrar el carácter combativo, marcial que domina este deporte, donde la competencia se resuelve en la lucha uno contra uno, con determinadas reglas de contacto.

No debe asustarte como padre o madre este aspecto del karate ya que, bien enseñado, el niño prácticamente no entra en contacto directo con un adversario, sólo se limita a marcar golpes sobre distintos puntos del cuerpo, casi sin tocarlo.

Pero esto se da sólo en condiciones de competición, el entrenamiento de karate proporciona diversos beneficios a los aspectos de la conducta del niño. Estos son el ámbito motor, el cognitivo y el socio-afectivo.

 

  • Ámbito Motor:

La práctica del karate en niños desarrolla principalmente la fuerza, la velocidad, la coordinación, el equilibrio, la flexibilidad y aspectos perceptivos como la noción espacial y temporal.

 

  • Ámbito Cognitivo:

La necesidad de repetir los ejercicios y luego unirlos en una secuencia ininterrumpida para realizar el Kata, permite al niño desarrollar su intelecto al tener que memorizar los diversos movimientos de cada ejercicio y la serie secuencial. Además debe relacionar cada movimiento que aprende con una finalidad determinada para el combate en competición, estimulando el pensamiento táctico.


  • Ámbito Socio-afectivo:

Como en toda actividad el aspecto socio-afectivo es inseparable de cualquier actividad que se realice; el deporte tiene el plus de dar una cantidad muy grande de valores que pueden ser trabajados desde la infancia. Así es como, en el karate, el niño aprende lo que es la paciencia, la disciplina, la voluntad, el mérito, la excelencia, el respeto por los mayores y la jerarquía, el control de sí mismo y el conocimiento de sus propios límites.

Las cambiantes situaciones en el combate, tanto en la competición como en el entrenamiento, obligarán a estimular el pensamiento táctico del niño, debiendo decidir en segundos el movimiento adecuado a la situación que se le presenta en relación al oponente.

El Karate, siendo en su origen un Arte Marcial, transmite en su práctica cierta cultura y tradiciones como son el respeto por el Maestro, la disciplina, el equilibrio emocional y muchos otros valores que pueden ser incorporados en los hábitos de vida de cualquier niño.

Lo que el niño no haga en la etapa que va desde los 3 años hasta aproximadamente los 12 años de su vida, cuando sea adulto le será muy dificultoso aprenderlo e incorporarlo a sus habilidades motoras, por eso enfatizamos en que cada alumno nuestro vivencie la mayor cantidad de experiencias motrices posibles.

Esto se debe a que su sistema neuromuscular está en formación y creciendo, y toda la experiencia que pueda adquirir se irá “almacenando” a nivel cerebral, de la misma forma que un computador, por consiguiente cuanto más experiencias almacenadas, mayor potencial para desarrollarse en el futuro.

En el Cóndor Club de Karate-Do, afiliado a la Liga de Karate-Do de Bogotá, desde su fundación hace 40 años, hemos enfatizado en la importancia del ejercicio físico en los niños y la formación de ciudadanos de honor.

Acompáñanos, tenemos clases especiales para cada rango de edades desde los 4 años y por cada nivel de aprendizaje (iniciación, básicos, intermedios y avanzados). Contamos con 8 instructores profesionales, especializados en enseñanza y con amplia experiencia a nivel docente y de competencias a nivel nacional e internacional.

Cóndor Club de Karate –Do Unidad Deportiva El Salitre – Avenida 68 con Calle 63,  la mejor opción para promover la salud y el desarrollo integral de tus hijos.

“Cóndor Club, te llevo en el Corazón, Espíritu de Campeón”