El Karate en la Tercera Edad | Rincon del do

El Karate en la Tercera Edad | Rincón del do.

Nuestro Presidente Honorario y Fundador, El Sensei Carlos Castillo cumple este 7 de Noviembre 86 años, de los cuales sus últimos 42 años han sido dedicados a la practica y gestión del karate en nuestro club. 
castillo
Aprovechamos para transcribir este artículo del Shihan Fernando Martín Millana CN-7ºDan de la Real Federación Española de Karate.
 

INTRODUCCIÓN:

“Todas las partes del cuerpo, cuando se ejercitan con moderación, se vuelven más sanas y envejecen más despacio pero si no se usan y se abandonan es presa fácil para la enfermedad y envejecen más rápidamente”

(Hipócrates)

El valor del ejercicio y del movimiento corporal especialmente para los mayores se ha reconocido desde la antigüedad. Todost.edadenvejecemos, los profesores de karate en occidente no son como no lo pintan de Oriente, la realidad es que se nos exige que seamos competitivos, sino pereceremos. Ahora somos jóvenes, el karate en nuestro país, lleva relativamente poco tiempo, pero todos los que de una otra forma nos dedicamos profesionalmente al Karate, dentro de escasamente 15 ó 20 años estaremos en edad de jubilación. ¿Que hacer entonces, si la sociedad nos reclama competitividad. Si esta sociedad nos pide que nuestro karate tenga un componente importante de “Deporte” y por ende debemos preparar deportistas, creo que nosotros mismos con 55 ó 65 años, nuestra capacidad para estos menesteres estará relativamente mermada. Si lo que queremos es seguir en activo impartiendo la enseñanza del Karate-Do, nuestra visión del mismo y de su pedagogía, deberá de amoldarse. Nosotros avanzamos en edad, pero la sociedad avanza igualmente  hacia una sociedad de Jubilados, queramos o no, debemos de adaptarnos y hacer que el karate perdure en beneficio de esa sociedad, pero hay que empezar desde ya. Todos sabemos que el Karate esta llegando a todos los sectores de población ¿Porque no llegar también a la Tercera Edad?.

¿QUE SON LA TERCERA EDAD Y LA CUARTA EDAD?

Entre los 60 años (la edad aproximada de la jubilación) y los 90 años hay 30 años. Y es un error poner en el mismo saco a las personas de 60 años y a las de 90. Imaginémonos la diferencia que hay entre una persona de 10 años y otra de 40…Ahora bien, hay tanta diferencia entre uno de 60 y uno de 90, como entre uno de 10 y uno de 40 años. Y sin embargo no tenemos costumbre de impartir el mismo karate a los niños, a los adolescentes y a los de edad adulta. Esta es la razón por la cual debemos ver las nociones de tercera edad y cuarta edad que están basadas falsamente en un estado civil.         La definición de la tercera edad no se refiere a la que comienza a los 60 o 65 años, sino a la edad que comienza con la jubilación. Para unos puede ser a los 50, para otros a los 70. Es una noción puramente económica, se refiere a la edad de los que se convierten en improductivos a los ojos de la legislación.

En cuanto a la cuarta edad, se dice que comienza a los 75 años. La cuarta edad es la edad de la dependencia. Es la edad a partir de la cual uno se convierte en dependiente. Dependiente de su cónyuge, de su familia, de su círculo de amistades, dependiente del Estado.

Los jubilados de la tercera edad son válidos, por lo tanto independientes; válidos tanto en lo motor como en lo psíquico. De hecho, éstos escapan al dominio de la prevención de la cuarta edad, que es la de la dependencia, ya que con estos últimos hay que actuar a través de curas de movimiento, nunca a través de una actividad como puede ser la del Karate-Do.

!Si!, rotundamente Si.

En una sociedad competitiva, regida por férreos intereses comerciales y que pone el acento en el consumismo más desaforado, la vida humana es valorada según el déficit y el haber de su rendimiento económico. En consecuencia, ¿para qué sirve el anciano? Produce poco o nada, es dependiente de los demás, su nivel de consumo es ínfimo, genera muchos más gastos que beneficios, por consiguiente es poco rentable para los gimnasios. Cuenta con más pasado que futuro, tiene que ver más con los recuerdos que con los proyectos, por lo tanto no sirve para ganar campeonatos; en serio, ¿para qué sirve un anciano?. Por supuesto, hay otras maneras de entender la vida de las personas y que, de hecho, no necesitan apelar a criterios de servicio o utilidad. Esta es la visión de la presente tesina, que por supuesto no pretende ser utópica, sino realista, realizable y práctica.

Cada vez que he comentado con un gerontólogo, el hecho de que un anciano puede practicar karate, casi se echan las manos a la cabeza. Cierto que en los últimos tiempos, estos han dejado de considerar la vejez como una patología por lo tanto estos ven con muy buenos ojos que se realice ejercicio moderado o algún deporte tranquilo, pero solo al oír la palabra Karate parece que asusta, lógico desconocimiento . Pero ,¿y cuando se lo comento a un compañero ,“profesional del karate” y se descubre en su rostro un gesto de escepticismo?.

Cuando estos conceptos se analizan desde la prepotencia de la edad adulta, en una etapa de plenitud, y con unos conceptos sociales estereotipados, donde ciertamente ni siquiera en esta edad se acercan al karate, cualquier retroceso o disminución del rendimiento respecto de la misma puede ser considerado patológico, de tal forma que la vejez es como una enfermedad en sí misma, en la medida en que aleja al individuo de la pretendida normalidad por lo que es impensable la práctica del karate. En la actualidad  se ha rescatado el concepto de vejez normal y se tiene en cuenta cómo se puede vivir esta etapa de la vida de forma armónica, de modo que las incuestionables disminuciones en la capacidad individual que se producen puedan no alejarse de los parámetros convencionalmente considerados como normales, indudablemente cuando se trata de la práctica del karate o de cualquier otro deporte, deberá adecuarse su práctica tanto a la persona como al entorno social.

ASPECTOS MÉDICOS DEL KARATE EN LA TERCERA EDAD:

El envejecimiento

El concepto dominante de envejecimiento, es el de la disminución, a lo largo de la existencia, del número de células metabólicamente activas del organismo. Esta disminución  de la masa celular comportaría, en el plano fisiológico, una disminución de la eficiencia de las diversas funciones del organismo.

1. Causas que favorecen ese envejecimiento

a)-genéticas: No se puede hacer nada al respecto.

b)-comportamiento personal: Posibles intervenciones.

c)-entorno: Posibles intervenciones.

Se puede actuar para retardar ese envejecimiento: mejorando las condiciones de vida y de higiene. Menos stress, una actividad física regular y una buena dieta. Es necesario conservar el mayor tiempo posible la máxima agudeza intelectual y la mayor sociabilidad posible.

2. ¿Sobre que factores podemos actuar?

Sobre el comportamiento y entorno. Para ser realistas, hay que admitir que el estado del hombre en el momento de la jubilación, es una suma de desgastes, aunque no todos irreversibles.

El karate como actividad física, intelectual, manual, psicomotriz, socializante…es una forma de utilización de las horas libres que se ofrecen al hombre para la jubilación, forma parte de lo que podríamos llamar “una terapia de movimientos” destinada a contrarrestar la inmovilidad motora y cerebral.

BENEFICIOS DEL KARATE COMO ACTIVIDAD FÍSICA EN LA TERCERA EDAD:

Una vez aceptada la práctica del Karate-Do por las personas de edad avanzada. En cuanto a cada función, ¿que aporta el entrenamiento físico regular?.

1. Aparato locomotor

Las propiedades contráctiles de los músculos senescentes afectan la coordinación general. Estos músculos requieren un estiramiento menor que los músculos jóvenes para alcanzar la tensión muscular  máxima. De lo que resulta una pérdida de flexibilidad que se traduce en acciones y movimientos de una amplitud más limitada.

La resistencia del sujeto de edad está disminuida, pero para otros ejercicios no demasiado largos no ha sufrido modificación, por lo que el trabajo de kihón con pausas intercaladas es muy beneficioso.

La fuerza de los principales grupos musculares decrece por lo tanto, resulta importante un mantenimiento físico dosificado, moderado, regular. Y sobre todo, con mucho sentido común.

2. Aparato cardiovascular

El entrenamiento regular, moderado, permite un descenso de la presión arterial en el esfuerzo, y asimismo un descenso de ésta en reposo. Por lo tanto, el entrenamiento diario influye favorablemente en las cifras de la presión.

Los métodos de relajación Zen, nunca en Seiza “tumbados o sentados apoyados en la pared”, son de gran utilidad para todos pero sobre todo para algunos hipertensos.

Como ya se sabe, la frecuencia cardiaca máxima de un sujeto normal varía en función de su edad. Disminuye progresivamente. Esta variación la indica la fórmula 220-la edad = velocidad máxima. Aunque yo prefiero aplicar sobre todo en personas que nunca han realizado ejercicio físico, la fórmula de Astrand: 220-la edad-20%.

Algunas precauciones

T.Edad2Usar las medias para varices durante el entrenamiento. Calentamiento lento y progresivo para no provocar un aumento de presión. Y cuidado con los cambios de posición que provocan un aumento de la tensión, por ejemplo: estar haciendo abdominales tumbados y levantarse rápidamente, o el realizar movimientos de katas que haya que agacharse y levantarse súbitamente.

3. Aparato respiratorio

Es importante saber que la capacidad respiratoria no representa un factor limitante del ejercicio en los sujetos de edad. La reserva ventilatoria está, es cierto, muy disminuida pero aún es suficiente para abastecer del oxígeno necesario para un esfuerzo máximo (relacionado con la edad sujeto).

Hay que enseñarles a respirar correctamente, el realizar los diferentes tipos de respiración, ibuki, nogare e ibuki-nogare, y los diferentes tipos de katas respiratorios (sanchin, tensho). Les ayuda grandemente a concentrarse en la respiración.

El karate adaptado, como ejercicio físico es una medida preventiva sencilla y eficaz contra la insuficiencia respiratoria. Con el trabajo de karate hay un aumento de la presión arterial pulmonar. La zona superior del pulmón será irrigada de nuevo. El vértice vuelve a ser funcional.

Es necesario tratar de mejorar la estática de la columna vertebral, la herramienta más eficaz es el entrenamiento de las diferentes posiciones sin bajar demasiado, pero haciendo especial énfasis al mantenimiento recto de la columna.

Un buen profesor de karate sobre todo de personas adultas o de edad avanzada, debe de insistir sobre la importancia de una dieta equilibrada sobre todo en casos de obesidad.

Hay que tener prudencia con los ejercicios en posición acostado (hipoxia muy importante), además solo deberán tumbarse en el suelo en tatami o colchoneta no muy dura.

4- Sistema nervioso

En la persona de edad se observa un tiempo de reacción más largo. Disminución en la velocidad de ejecución de las técnicas. Disminución en la precisión de los movimientos y combinaciones. Es conveniente no contar las repeticiones muy deprisa.

Es necesario entrenar la memoria (ejemplo: encadenamientos de varios elementos) Para esta memorización hay que presentar las situaciones lentamente para que la persona de edad tenga tiempo de percibir las diferentes sensaciones, para luego recordar correctamente.

Debemos insistir en el trabajo de orientación – trabajo perceptivo-motor y sensitivo-motor, ejercicios de coordinación, puño-pierna, defensa-ataque, etc. los propios del karate en general, así como ejercicios de equilibrio.

Motivación: Conducirlo a hacer proyectos, desarrollar la curiosidad. El perfeccionamiento cualitativo de las funciones paliará, entonces, el deterioro cuantitativo. Las neuronas tienen la capacidad de aprender, mediante el trabajo propio del karate, en el que se requiere un aprendizaje teórico-técnico y teórico-físico.

5-Funciones Sensoriales

Hay que hacerse oír bien por todos y no dudar en repetir las explicaciones todas las veces que sean necesarias.

Debemos tener mucha atención en la utilización de determinados instrumentos, palos, bastones. Así como agarres a la cabeza etc., para las personas de edad que usan gafas, ya que difícilmente pueden prescindir de ellas en los entrenamientos. Los que utilizan lentes bifocales a veces plantean algunos problemas en las técnicas de Ippon-kumite, etc. con cambios de altura.

PSICOLOGÍA DE LA ENSEÑANZA A PERSONAS DE LA TERCERA EDAD:

Hablar de la psicología de la persona de edad implica a primera vista reservas: en primer lugar, el problema de la edad representa inevitablemente referencias a la fisiología, a los metabolismos y a todo lo que se refiere de cualquier manera al envejecimiento corporal. Es cierto. Pero, si bien esos factores son importantes no completan la cuestión y no deberíamos considerar que el problema de la persona de edad en cuanto al funcionamiento psíquico es simplemente una consecuencia de envejecer y de las modificaciones producidas por la edad en el funcionamiento cerebral.

Se es anciano dentro de un sistema determinado, y el sistema pesa mucho sobre la manera como se vive la edad, tanto en lo físico como en lo moral. Por lo tanto, debemos tener cuidado con el criterio de tiempo, es relativo; también con el criterio del individuo aislado, es un mal criterio; se requiere toda la existencia y todo el sistema para comprender a la persona de edad avanzada.

1-Aspectos importantes de la psicología de la persona de edad.

aspecto intelectual: La persona de edad tiene menos memoria, menos atención, menos capacidad para aprender las técnicas, sobre todo las más complejas, etc. También es cierto que en el plano sensorial, se producen cierto número de disminuciones. La vista, el oído, son menos buenos, por lo menos con menos agudeza.

En cuanto a la memoria, como apuntaba antes, parece que tiene carencias en cuanto a la memorización inmediata o reciente. Cuando uno es joven realmente uno retiene sin hacer esfuerzo, una persona de edad puede retener igualmente pero el esfuerzo que debe de hacer es mucho mayor.

La atención que tienen es reducida. Algunas veces cuando en entrenamiento es repetitivo, pierden la curiosidad, hay que hacer como con los niños, motivarles y cambiar continuamente la forma y los entrenamientos, para mantener despierta su atención debemos de despertar en ellos su curiosidad por lo que hacen.

Se denota un cansancio por las tareas intelectuales. Aunque la comparación sea extraña, la persona de edad es como un niño, lo único que el niño esta deseoso de descubrir el mundo y lo que le rodea, la persona de edad, como se suele decir esta de vuelta de todo. Se podría decir entonces que la capacidad de curiosidad esta reducida, para mí lo que esta reducido es la capacidad de propuestas ofrecidas a la curiosidad. En tanto que el medio sea estimulante, la curiosidad existe.

La capacidad de observación es mayor en relación con la tendencia a la distracción del niño o del joven. Cuando no se puede mantener la atención, una investigación seria sobre alguna combinación técnica puede permitir a la persona de edad realizar un esfuerzo de atención necesario, de la misma manera que si bien su posibilidad de fatigarse es mayor, en cambio está menos presionado, realmente dispone de todo el tiempo del mundo para realizar lo que le gusta, y por poco interés que éstas tengan, las hará muy bien.

Lo que intenta ante todo es evitar los fracasos. El fracaso es costoso. Cuando se es joven, el fracaso puede arreglarse al precio de un gasto extra de energías ya que sobran. En cambio el sujeto de edad conoce el precio del fracaso. Hay que intentar por parte del profesor de karate, que cualquier posible ejecución, sea lógica y naturalmente realizable por todos y por descontado intentar personalizar cada ejecución, evitando de esta forma la duda, o el posible riesgo de fracaso.

PEDAGOGÍA DEL KARATE EN LA TERCERA EDAD.

¿COMO DEBE ACTUAL EL PROFESOR?

Por descontado hay que ser una persona dispuesta y ante todo preparada. Y como con los niños ser muy paciente.

No deberíamos aceptar un número demasiado grande de alumnos, ya que es necesario estar atento a cada uno y conocerlos bien a todos. La observación es fuente de información.

No debemos ser excesivamente meticulosos en las correcciones.

Una regla de oro: la del no dolor.

Ser muy prudente, muy vigilante. Inspirar confianza, si lo conseguimos tenemos ganada su admiración, y se vuelcan en nosotros ya que en ese caso se vuelven muy agradecidos.

Debemos practicar la pedagogía del éxito. Repetir técnicas que los practicantes realizan con éxito. De esta manera se sentirán satisfechos. Hay que evitar por todos los medios el colocar a la persona de edad en situación de fracaso.

Hablar lentamente y más o menos fuerte (manejar su capacidad de atención y remediar los inconvenientes de la sordera). Emplear un vocabulario sencillo, comprensible para todos. Se deben de ir utilizando todos los vocablos técnicos en japonés, pero no exigiendo demasiado que los memoricen, ya que debemos de hacer más hincapié en las técnicas, que en como se llaman.

Mantenerse bien visible para todos, al dar las explicaciones o correcciones técnicas.

Aunque pensemos a veces que son como niños, no debemos considerar a las personas de edad como niños. Son adultos.

Sensibilizarlos sobre la manera de vestir para que se sientan cómodos. No necesariamente debemos de obligarles a vestir el karategui, para practicar karate lo importante es que quieran hacer karate, no como deben vestirse para hacer karate. Eso sí debemos animarles a que prueben a ponerse el karategui.

Se puede hablar de dos modelos de enseñanza:

-método centralizado: el profesor propone, impone ejercicios, los alumnos copian y ejecutan.

-método por trabajos: el profesor propone situaciones individuales o por parejas, cada uno aporta entonces su propia solución en respuesta a una situación dada. Esto favorece la creatividad ya que la persona de edad tiene mucha imaginación como los niños y empiezan a darle vueltas. En este caso hay que controlarles mucho. Una persona adulta puede llevar el entrenamiento a unos niveles, pero uno de edad avanzada es como un niño en este caso ya que puede querer hacer más de lo que puede y como se suele decir la clase puede desmadrarse, e incluso se pueden hacer daño.

LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

1-Concepción de una clase

  • Iniciación con evoluciones variadas; debe ser progresiva en cuanto a su intensidad, dinámica y extensión. Debe permitir movilizar lentamente la gran función cardiaca y pulmonar. Las técnicas deben de ocupar aproximadamente la mitad de la clase.
  • Entrenamiento propiamente dicho: Calentamiento muy suave y progresivo, dirigido principalmente a movilidad articular y sobre todo hacer muchos estiramientos para poder movilizar esas articulaciones con problemas de artrosis y artritis, ya que la mayoría de ellos, el que no tiene reuma, tiene secuelas de accidentes etc.

Trabajo técnico, repitiendo a diario técnicas  y combinaciones básicas. Evitar técnicas que tengan que cargar peso, que no haya proyecciones de hombro o de cadera, hay que evitar las técnicas que requieran una movilidad grande o con desplazamientos muy largos o simplemente técnicas que requieran una preparación física de una persona joven.

Es muy bueno el enfocar el entrenamiento más que a una superación técnica, si a un karate terapéutico, donde casi todo lo que se haga tenga una razón práctica para la salud de la persona de edad. A estos les gusta sacar una razón a lo que hacen  y el notar que al realizar un determinado trabajo, se mueven mejor o se encuentran más ágiles, con menos dolores, les motiva mucho.

  • Por último la vuelta a la calma con ejercicios de preparación física y enfriamiento, y terminando siempre con ejercicios de estiramientos para que ellos se encuentren mejor.

Es bueno a veces terminar con técnicas de relajación o ejercicios respiratorios.

2-Creatividad

El profesor de karate en la tercera edad persigue 3 objetivos a través de la práctica del karate, que son: de orden biológico (mantener y reforzar la autonomía física); de orden psicológico (crear un clima relacional); y de orden sociológico (desarrollar todas las formas de comunicación que permitirán romper el aislamiento y facilitar la integración social).

En cada entrenamiento debe incorporarse ejercicios utilitarios, (más o menos camuflados), cómo recoger un objeto o levantarse de la posición acostado correctamente, etc.

3-Las motivaciones

La persona de edad que practica regularmente karate, es una persona motivada, disfruta con lo que hace. t.edad1Para la mayoría, es la ocasión de encontrarse con otros, de tener la posibilidad de huir de la soledad, de comunicarse, de hacer lo que no ha hecho nunca.

Descubrir que se puede hacer todo, pero a su medida. Conocer sus límites y en consecuencia, no ir más allá de sus posibilidades.

Les podemos ayudar a no perder la noción de avance.

4-Problemas planteados

Principalmente son problemas de salud, ya que las personas de edad enseguida se resfrían o tienen diferentes dolencias, también en su vida diaria tienen pequeñas lesiones que les imposibilita el entrenar (Lumbagos, tirones, caídas, achaques, etc.). Realmente durante el entrenamiento las lesiones no existen, ya que ha diferencia de otros grupos de edad, en estos el control es total.

CONCLUSIONES

El karate en la tercera edad es real. Tenemos que acabar con los estereotipos, basta de fatalidad de orden biológico, basta de aislamiento del sujeto de edad en el medio y en el sistema en los que vive. Basta de pesimismo en lo referente a su vida psíquica. Aquello no es el desierto por poco que uno ponga algo de su parte. Cierto, la edad entraña una crisis, pues es evidentemente, el paso y acceso a la última parte de la vida. Como consecuencia, esta crisis plantea problemas de orden psicológico. Estos son superados en la mayor parte de los casos por individuos autónomos, evidentemente en algunos casos hay que ayudarlos.

De todas formas, sin duda los futuros ancianos serán más capaces que los actuales para llevar una vida mejor, más autónoma y menos dependiente afectivamente.

Nuestra función como profesores de karate, debe ser hacer feliz a la gente, tenemos que romper moldes y convencer a la sociedad que el karate puede desempeñar un papel social importantísimo. Todos sabemos que se puede emprender algo a cualquier edad, es imprescindible asegurar a todos una mejor calidad de vida, y por que no a través del KARATE-DO.

Tesina para 5º Dan (6 de Julio de 1996)

Fernando Martín Millana

Karate para niños en el Cóndor Club.

El Karate forma parte de las artes marciales milenarias, en las que el principal objetivo era la autodefensa. Sin embargo, algunas formas de estas artes evolucionaron hacia el deporte organizado y reglado. El karate infantil forma parte de esta evolución, que además le brinda al niño algo más que la práctica de un deporte.

El Arte Marcial nació hace, aproximadamente, tres mil años como necesidad de los monjes budistas y taoistas para defenderse de las agresiones y robos de los que eran víctimas, cuando debían trasladarse de un lugar a otro.

Esta aclaración permite vislumbrar el carácter combativo, marcial que domina este deporte, donde la competencia se resuelve en la lucha uno contra uno, con determinadas reglas de contacto.

No debe asustarte como padre o madre este aspecto del karate ya que, bien enseñado, el niño prácticamente no entra en contacto directo con un adversario, sólo se limita a marcar golpes sobre distintos puntos del cuerpo, casi sin tocarlo.

Pero esto se da sólo en condiciones de competición, el entrenamiento de karate proporciona diversos beneficios a los aspectos de la conducta del niño. Estos son el ámbito motor, el cognitivo y el socio-afectivo.

 

  • Ámbito Motor:

La práctica del karate en niños desarrolla principalmente la fuerza, la velocidad, la coordinación, el equilibrio, la flexibilidad y aspectos perceptivos como la noción espacial y temporal.

 

  • Ámbito Cognitivo:

La necesidad de repetir los ejercicios y luego unirlos en una secuencia ininterrumpida para realizar el Kata, permite al niño desarrollar su intelecto al tener que memorizar los diversos movimientos de cada ejercicio y la serie secuencial. Además debe relacionar cada movimiento que aprende con una finalidad determinada para el combate en competición, estimulando el pensamiento táctico.


  • Ámbito Socio-afectivo:

Como en toda actividad el aspecto socio-afectivo es inseparable de cualquier actividad que se realice; el deporte tiene el plus de dar una cantidad muy grande de valores que pueden ser trabajados desde la infancia. Así es como, en el karate, el niño aprende lo que es la paciencia, la disciplina, la voluntad, el mérito, la excelencia, el respeto por los mayores y la jerarquía, el control de sí mismo y el conocimiento de sus propios límites.

Las cambiantes situaciones en el combate, tanto en la competición como en el entrenamiento, obligarán a estimular el pensamiento táctico del niño, debiendo decidir en segundos el movimiento adecuado a la situación que se le presenta en relación al oponente.

El Karate, siendo en su origen un Arte Marcial, transmite en su práctica cierta cultura y tradiciones como son el respeto por el Maestro, la disciplina, el equilibrio emocional y muchos otros valores que pueden ser incorporados en los hábitos de vida de cualquier niño.

Lo que el niño no haga en la etapa que va desde los 3 años hasta aproximadamente los 12 años de su vida, cuando sea adulto le será muy dificultoso aprenderlo e incorporarlo a sus habilidades motoras, por eso enfatizamos en que cada alumno nuestro vivencie la mayor cantidad de experiencias motrices posibles.

Esto se debe a que su sistema neuromuscular está en formación y creciendo, y toda la experiencia que pueda adquirir se irá “almacenando” a nivel cerebral, de la misma forma que un computador, por consiguiente cuanto más experiencias almacenadas, mayor potencial para desarrollarse en el futuro.

En el Cóndor Club de Karate-Do, afiliado a la Liga de Karate-Do de Bogotá, desde su fundación hace 40 años, hemos enfatizado en la importancia del ejercicio físico en los niños y la formación de ciudadanos de honor.

Acompáñanos, tenemos clases especiales para cada rango de edades desde los 4 años y por cada nivel de aprendizaje (iniciación, básicos, intermedios y avanzados). Contamos con 8 instructores profesionales, especializados en enseñanza y con amplia experiencia a nivel docente y de competencias a nivel nacional e internacional.

Cóndor Club de Karate –Do Unidad Deportiva El Salitre – Avenida 68 con Calle 63,  la mejor opción para promover la salud y el desarrollo integral de tus hijos.

“Cóndor Club, te llevo en el Corazón, Espíritu de Campeón”

Qué es la jerarquía?

La jerarquía es estar primero, irse de último y mantenerse hasta el final. Tener jerarquía en Karate no es saber más técnicas o katas que los demás, sino esforzarse al máximo por saberselas bien y por entrenarlas con todo nuestro esfuerzo.

Entre más jerarquía se tiene, mas se debe estar dispuesto a las preguntas de los demás, porque mayor es la responsabilidad que se adquiere, no sólo de hacer bien la técnica, sino de ser parte activa del Dojo y de entregarse a los demás compañeros. A medida que se va subiendo en la jerarquía del Dojo, mayor es la preocupación por hacer un mejor Karate, no sólo durante la práctica o el entreno, sino durante todo el día, durante toda la vida.Jerarquía no es igual a liderazgo, porque yo podría tener cualidades de líder pero no estar posicionado arriba en la jerarquía. En el caso de Karate, ser un senpai no significa mandar a los kohai o tenerlos de menos, sino por el contrario, estar disponibles siempre para ayudarlos con sus dudas o preguntas, o simplemente enseñarles alguna técnica o kata cuando éste lo pida.

Los verdaderos senpais prestan atención a las necesidades de los demás y las del dojo, no dejan pasar ninguna oportunidad para ayudar en lo que se pueda hacer. Todo esto se debe hacer con lo mejor de cada uno, es decir, hacer las cosas lo mejor posible, con lo que se tiene. Si uno cree que no es lo suficientemente bueno para hacer algo y por esa razón no lo hace, esa persona no vale para nada. En cambio, si se realizan las cosas haciendo el mejor esfuerzo, aunque lo hecho sea poco, vale mucho, porque se hace sinceramente y con dedicación. Las tareas pequeñas, a menudo muestran un gran corazón, como por ejemplo, comenzar la clase cuando el sensei no está, ofreciéndole agua al que no tiene durante los descansos, servir la comida a los demás en alguna reunión del Dojo, etc.

Los verdaderos senpais son fieles a lo que creen: terminan sus tareas, mantienen sus promesas y completan sus compromisos dentro y fuera del Dojo. Tener jerarquía es comprometerse mantenerse firme y estable dentro del Dojo. Los verdaderos senpais debemos mantener un bajo perfil, es decir no auto promoverse, ni llamar la atención de los demás, tratando de impresionar a los demás compañeros de entreno. Ser senpai/sensei no es igual a ser celebridad.

Los verdaderos senpais, debemos pensar más en otros que en nosotros mismos, en otras palabras, hay que tener HUMILDAD. No es pensar menos de, sino menos en nosotros mismos. Esta lucha debe ser diaria, para lograr hacer un mejor Karate siempre, cada día.

Personalmente, como profesor de Karate, he entendido que es la jerarquía al ponerla en práctica, me he dado cuenta que ser alumno / senpai de un Dojo es completamente diferente a ser un sensei, muy diferente es dar el calentamiento de vez en cuando que dar las clases TODOS LOS DIAS, y no es simplemente dar las clases, es estar pendiente de los alumnos, conocerlos, convivir con ellos, etc.

Estar en lo alto de la jerarquía es:

  • Estar primero, irse de último y mantenerse hasta el final
  • Mayor responsabilidad dentro y fuera del Dojo
  • Participar en exhibiciones, seminarios y torneos
  • Desayunar, almorzar, cenar, pensar, estudiar, soñar, tomar Karate
  • Aprenderse los nombres de todos los que forman el Dojo
  • Participar en las fiestas del Dojo
  • Buscar la cohesión de grupo
  • Mantenerse fiel al Dojo
  • Dar el ejemplo a los que comienzan el camino del Karate
  • Ser parte activa del Dojo
  • Apoyar al sensei y a los demás compañeros
  • Trabajar duro en lo que sea
  • Tener iniciativa para hacer las cosas
  • Hacer las cosas con la mejor actitud posible

LA JERARQUÍA NO SE RECIBE, SE GANA

JKS Venezuela

Video Clase Infantil del Condor Club

 
 
Las inscripciones están abiertas, las clases son sábados y domingos de 8 a 9 y 30 frente al Coliseo el Salitre, tienen un costo de $30.000 mes, y promoción entrenan 3 y pagan 2.

 

También hay grupos para otras edades, en total somos 11 instructores cinturones negros.

 

El Karate-Do le brinda al niño:

· Un eficaz sistema de defensa personal
· Coordinación psicomotriz
· Destreza, reflejos y capacidad de reacción
· Descarga energética
· Desinhibición
· Disciplina
· Concentración
· Desarrollo intuitivo
· Dominio de sí mismo
· Voluntad y fe inquebrantables
· Humildad y tolerancia
· Responsabilidad
· Recreatividad
· Sentido de camaradería, respeto hacia sus compañeros y profesores, por extensión, hacia su familia y hacia la sociedad.

Venezuela campeón en menores, Colombia en mayores

 Se cumplieron los tres días de competencias en el coliseo de la Universidad
 Colombia se coronó campeón de del XIX Campeonato Suramericano Mayores
 En la categoría infantil, junior y SUB 21, Venezuela comenzó a liderar desde el primer día de competencia.
 
Cinco oros en total consiguió la selección Colombia de Karate a través de las deportistas Lina Gómez, Ana María Escandón, Stella Urango en la categoría Kumite equipo femenino mayores; estas últimas deportistas le dieron otra medalla al país en Kumite Individual Femenino  y OPEN respectivamente. Los otros dos oros los aportó Guillermo Ramírez en las categorías Kumite Individual Masculino y OPEN.
 
Venezuela por su parte, logró coronarse campeón absoluto de la versión IX del Suramericano Infantil, Junior y sub 21. Veintidós medallas le valieron a la delegación venezolana para alcanzar el primer lugar. El segundo lugar fue para Brasil y el tercero Perú. Colombia ocupó el cuarto lugar.
A continuación, tabla de general de medallería: 

TABLA FINAL DE MEDALLERÍA

IX CAMPEONATO SURAMERICANO INFANTIL, JUNIOR Y SUB 21

TOTAL MEDALLERIA

 

 

 

 

PAIS

ORO

PLATA

BRONCE

VENEZUELA

22

13

23

BRASIL

8

11

11

PERU

7

9

9

COLOMBIA

3

6

14

CHILE

3

5

12

ECUADOR

3

4

16

ARGENTINA

1

0

6

BOLIVIA

1

0

2

URUGUAY

0

0

1

PARAGUAY

0

0

0

 

48

48

94


 XIX CAMPEONATO SURAMERICANO MAYORES

TOTAL MEDALLERIA

 

 

 

 

PAIS

ORO

PLATA

BRONCE

COLOMBIA

5

3

6

VENEZUELA

4

5

10

PERU

3

1

6

BRASIL

3

1

6

ECUADOR

2

5

4

CHILE

1

2

1

ARGENTINA

0

1

3

BOLIVIA

0

0

0

PARAGUAY

0

0

0

URUGUAY

0

0

0

 

18

18

36

 

Cordial saludo

 

 

Carlos Botero
Coordinador Comisión Nacional de Juzgamiento
Federación Colombiana de Karate-Do

 

 

4to Comunicado Suramericano de Karate-Do

Dos nuevas medallas de oro, tres de plata y 10 de Bronce obtuvoel equipo de Colombia en la segunda jornada del suramericano de Karate que se está desarrollando en Medellín
 
Los oros fueron obtenidos por Yeison Castrillón en Combate 14 a 15 años y Diego Lenis en kumite sub 21. las platas está Camilo Martinez, Steven Saavedra y Andres Vargas.
 
Esperemos los resultados finales
 
Cordial saludo
 
Carlos Botero 
Coordinador Comisión Nacional de Juzgamiento
Federación Colombiana de Karate

3er Comunicado Suramericano de Karate-Do

Buenos Días
 
Nuevamente la actitud guerrera de nuestras karatekas Estella Urango, Ana Escandón, Lina Gómez se impuso en la final de kumite equipos mayores al ganar la medalla de oro al superar 2 a 0 al combinado ecuatoriano.
 
De igual forma se lograron dos medallas de plata en kata equipo femenino y masculino sub 21 años, con los deportistas Sandra Bolaños, Carolina Bolaños, Karen Vargas, Francisco Franco, Sebastian Rubio y Santiago vargas.
 
Los equipos de kata senior tanto masculino como femenino lograron medallas de bronce, con los deportistas Karenina Rodriguez, Laura Bautista y Stephani Beltran y jamir Avila, Daniell Rivros y William Rodríguez.
 
En puntuación general PERU lleva la delantera al obtener la mayoría de medallas en kata.
 
Cordial saludo
 
Carlos Botero
Coordinador Comisión Nacional de Juzgamiento
Federación Colombiana de Karate 

2do Comunicado Suramericano de Karate-Do

Buenas Noches
 
La Selección Colombia de Karate representada por 125 de los mejores exponentes de las categorías juveniles y mayores, disputaran en Medellín las medallas del Campeonato Suramericano con representantes de más de 10 paises del cono sur y más de 700 competidores en total.
Hace pocos minutos culminaron su último entrenamiento conjunto con un verdadero sentido marcial y sentimiento de entrega con su promesa del ESPIRITU DEL GUERRERO, la cual cada uno de ellos se comprometió en los siguientes preceptos:
  
  • Entreno cuerpo y mente para ser el mejor
  • Confío plenamente en mi talento
  • Dejo mi alma en el tatami
  • Honro a mi país con mi victoria
  • ME SIENTO ORGULLOSO DE SER COLOMBIANO

Cordial saludo

Carlos Botero
Coordinador Comisión Nacional de Juzgamiento
Federación Colombiana de Karate

 

Comunicado Suramericano de Karate-Do

Buenas Tardes
 
Durante este fin de semana se estará desarrollando el Campeonato Suramericano de Karate-Do en el Coliseo de la Universidad de Medellín.
 
La Selección Colombia representada por 125 de los mejores exponentes de las categorías juveniles y mayores, disputaran las medallas con representantes de más de 10 paises del cono sur y más de 700 competidores en total.
 
Los primeros resultados los obtuvieron los jueces adscritos a la Federación Colombiana de Karate -Do que asistieron al seminario de arbitraje y lograron sus primeras licencias continentales así:
 
  • Hernan Correa: Juez C tanto en Kata como en Kumite
  • Jose Luis Torres: Juez C tanto en Kata como en Kumite
  • Luis Hermes Pachon: Juez C en Kumite.
De igual forma algunos de nuestros jueces internacionales en kumite, obtuvieron su ratificacíón en esta modalidad y calificaron en la primera licencia de kata así:
  • John Preciado: Juez C en Kata
  • Jorge Rojas: Juez C en Kata
  • Jose Francisco Leguizamon: Juez C en Kata

Adicionalemente, varios jueces con licencias departamentales asistieron y aprovecharon el seminario arbitral de actualización.

Esperemos mañana los primeros resultados competitivos.
 
Cordial saludo
 

Carlos Botero
Coordinador Comisión Nacional de Juzgamiento
Federación Colombiana de Karate
Referee B Kumite PKF – Juez A Kata PKF

Sitio web del Club Condor Karate Do